Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Blog

Porque Venir a Aprender Francés a Occitania, es Tu Mejor Opción

  • Volver a la lista
  • Publicación anterior
  • Publicación anterior
Porque Venir a Aprender Francés a Occitania, es Tu Mejor Opción

Montpellier es una ciudad preciosa, puede que sea tal vez el mejor sitio donde realizar una estancia lingüística en Francia, pero no todo su éxito reside simplemente en la ciudad, sino que gran parte de su éxito entre los estudiantes que vienen para realizar un curso de francés, reside también en la región la que se encuentra. Descubrir la región a la que pertenece Montpellier, es decir la región de Occitania, hará que quedes aún más enamorado de este lugar tras realizar tu inmersión lingüística en Francia.

Montpellier, la ciudad ideal de Occitania para realizar tus cursos de francés en Francia

La región occitana, de la cual Montpellier forma parte, es la región ideal si quieres hacer un curso de verano para aprender francés, pues su situación al sur de Francia es inigualable para visitar otras ciudades, ir a la playa o realizar actividades de montaña. Desde el año 2014 Occitania se compone de las dos históricas regiones del Languedoc y Midi-Pyrérées, por lo que Montpellier dejó de ser la capital de la región en favor de Toulouse. No obstante, Montpellier tiene la situación perfecta para visitar increíbles ciudades cercanas, como Carcasona, Aviñón o incluso Mónaco o Barcelona durante tu estancia para aprender francés, además Occitania consta con algunas de las mejores playas, o por el contrario algunos de los mejores paisajes de montaña en los Pirineos, si eres un amante de los deportes de montaña: como el senderismo, la escalada o el rafting.

Una región con una historia por descubrir mientras aprendes francés

La región de Occitania es perfecta para aprender un poco de francés mientas descubres un poco de sus monumentos y vestigios históricos. Algunos de los momentos más destacados de la historia de la región es la época romana pues existen numerosos restos romanos: La arena de Nimes o el Acueducto de Pont du Gard, son solo dos buenos ejemplos de ello. Existen también excelentes ejemplos de castillos de la edad media, su máximo exponente es sin lugar a duda la ciudad amurallada de Carcasona, cuyos muros y fortaleza fueron declarados patrimonio de la Humanidad. Por otro lado, hay aún muchos restos de las guerras de religión en esta región, como motivo de la expansión del protestantismo y que dejo una profunda huella en la zona.

La cultura occitana, una cultura mediterránea

Tal vez Occitania sea la región, con una cultura más parecida a la española y a la que más rápido nos adaptamos los españoles de toda Francia, y es que en esta región la diáspora de inmigrantes españoles popularizaron algunas costumbres tan nuestras, como realizar la feria al más puro estilo andaluz, los festejos taurinos o ir a tomar tapas. Por otro lado no es difícil ver las calles llenas de gente cuando ya es de noche, o ver a los vecinos sentados a la puerta de sus casas, charlando en las noches de verano disfrutando de esa brisa nocturna tan agradable, propia de la estación estival.

La comida y los productos típicos de Occitania

La comida típica de esta región corresponde con una cocina mediterránea, no obstante tiene elementos que la distancian un poco y la hacen diferente, haciendo que tenga algunos rasgos de cocinas más del norte, debido a su cercanía a la costa atlántica o a regiones montañosas como los Pirineos y los Alpes. Algunos de sus productos típicos de carácter mediterráneo son: el aceite de oliva, la variedad de pescados o la utilización de hierbas provenzales (oregano, albahaca, tomillo, romero…) en sus platos. Por otra parte hay elementos de carácter más Atlántico como la elaboración de pate o quesos, como el roquefort. Además como en toda buena cocina francesa no pueden faltar, las baguettes, el vino y las deliciosas tartas, que comen durante el postre. Alguno de los platos más típicos de Occitania y que no puedes irte sin no probar después de realizar tus estudios de francés en Francia son: el Cassoulet, el Aligot o la

Ratatolha entre otros

Espero que mis argumentos te ayuden, a decidirte por Montpellier para realizar un curso de lenguas en Francia y que te animen a visitar la región a la que pertenece la ciudad. Puedes visitar la región con las excursiones que organiza la escuela EasyFrench todas las semanas. Son muy entretenidas e interesantes, si vienes a Montpellier para realizar tus cursos de francés, no tienes excusas para no visitar esta maravillosa región del sur de Francia.